Marrones, decepciones, lecciones y conclusiones 2013-2015

Marrones, decepciones, lecciones y conclusiones 2013-2015

0

Es una maravilla ver que cada año que pasa se aprenden cosas nuevas. Aprender de bonitas experiencias, de personas increibles y de marrones también. Desde luego, estos últimos son interesantes y productivos si obtenemos alguna lección práctica de ellos, aunque sea tarde.

La Web Social ha sido el germen de nuevas y maravillosas oportunidades de trabajo y desarrollo profesional, sin embargo, también a dado lugar a la aparición de multitud de parásitos sin oficio ni beneficio que, ante la novedad y desconocimiento general, han aprovechado la oportunidad para engañar, infravalorar, desprestigiar etc, el trabajo de aquellos que buscamos la excelencia en nuestro trabajo.

Voy a enumerar algunos de estos “marrones” y a compartir con vosotros mis conclusiones porque creo que son realmente interesantes:

Marrón 1º:

Un bonito dia de verano del 2013 me encontré con un conocido con el que estuve hablando de diversas cosas, y entre ellas de marketing digital como vía de potenciar los negocios offline. Ya se sabe que con esto de la crisis….. En fin, que me ofrecí a echarle una mano para arrancar una estrategia Social Media para su negocio (servicios profesionales). Tras quedar todos los martes entre una hora y media y dos horas desde entonces hasta hace 15 días la progresion fue la siguiente:

  • Cree un blog para su negocio.
  • Desarrolle una estrategia en Medios sociales incluyendo muchos videos que por supuesto yo grababa, editaba, subía a Youtube, incorporaba al blog y compartía en medios sociales, por supuesto, fuera de las horas presenciales y gratis.
  • Búsqueda y optimización de keywords.
  • Supervision de textos para el blog, orientándolos a SEO y rehaciendo muchos de ellos.

Martes tras martes le insistia en que fuese “poniéndose las pilas” y aprendiendo a hacer todo esto por el mismo pero siempre definiendo objetivos y midiendo resultados.  Evidentemente, mientras estuviese el gilipollas que suscribe haciéndolo todo, para que coño se iba a molestar. Me autodenomino gilipollas porque he aguantado este plan dos años y tanto tiempo es de…..gilipollas. Claro está que todo tiene un límite y este llegó hace 15 días. Explicándole el porqué esta situación no podia continuar puse fin a la misma. Lo curioso es que encima parece que el que debe el favor soy yo. Hoy me cruce con el y no me saludó, lo cual creo que es de agraceder.

  • Lecciones/Conclusiones:
    • Negarse tajantemente a hacer favores profesionales a amigos y conocidos. Si has de hacerlos, cóbralos. Te pondrán de igual forma a parir pero al menos cobrarás el trabajo.
    • Huir como de la peste de “jetas” y si por casualidad te “ves atrapado” no seas tan educado que parezcas gilipollas como yo, por no saber decir que “NO”. Corta a tiempo ¿Perderás una amistad? Si la pierdes es que no merecía la pena.
    • Social Media es un gran desconocido, por lo cual, no se suele valoras el trabajo.
    • Sea un trabajo remunerado u oneroso, el cliente debe tener claro que Social Media implica un compromiso. Tu imagen como profesional también está en juego.
  • Acción/Resolución: 
    • Mandarle a la mierda y recuperar tu tiempo. No esperes ni un minuto.

 

Marrón 2º:

Este también es genial. Hace dos años me “liaron” para participar en un proyecto de marketing digital en equipo del que, al cabo de dos años, solo quedábamos dos miembros: el liante y yo (joder…..escribiendo esto me doy cuenta de soy realmente gilipollas…..).

El caso es que una vez más los perfiles se cumplen. ¿Qué atributo suele acompañar a la sorberbia……? Esa soberbia, claro está, provocó la huida de todos….normal.  Concretamente y en este caso, traspasé a este personaje tres proyectos, dos propios y uno de un tercero, con contratos y contra resultados . ¡Ay!¡Ay!¡Ay! ese fue el problema!! los resultados = cero patatero. Aun así, esta persona sigue convencida de que es la mejor es su “especialidad” y así lo pregona a los cuatro vientos.

Evidentemente, los dos proyectos propios quedaron parados muchos meses (hizo de stoppper…) y con respecto al proyecto del tercero, de nuevo el que suscribe quedó “genial” al recomendar a semejante profesional (profesional es aquel que se gana la vida con lo que hace buscando constantemente la excelencia en su trabajo. Tienen que concurrir ambas circustancias).

A fecha de hoy, aun no he recibido llamada alguna, ni correo, etc. pidiendo disculpas ni dando las gracias. Es más, creo que está convencido de que el culpable de su fracaso soy yo….u otro cualquiera…..menos él  claro está (esto también suele ser sintomático de este tipo de perfiles) aunque lo que es seguro es que lo balones siempre iran hacia afuera….

  • Lecciones/Conclusiones:
    • Negarse tajantemente a colaborar en proyectos de los que no se conoce la trayectoria de los integrantes.
    • Huir como de la peste de “jetas” y “parásitos”. Nunca sacarás nada en limpio y siempre te harán quedar mal y perder tu precioso tiempo.
    • No recomendar a nadie del que no se tenga la absoluta certeza de integridad y profesionalidad.
  • Acción/Resolución: 
    • Mandarle a la mierda (le estoy pillando el gustito a esto…..)
    • Pedir disculpas a las personas a las que recomendé a esta persona.

 

RECOPILATORIO DE LECCIONES/CONCLUSIONES:

  • Negarse tajantemente a hacer favores profesionales a amigos y conocidos. Si has de hacerlos, cóbralos. Te pondrán de igual forma a parir pero al menos cobrarás el trabajo.
  • Huir como de la peste de “jetas” y si por casualidad te “ves atrapado” no seas tan educado que parezcas gilipollas como yo, por no saber decir que “NO”. Corta a tiempo ¿Perderás una amistad? Si la pierdes es que no merecía la pena.
  • Negarse tajantemente a colaborar en proyectos de los que no se conoce la trayectoria de los integrantes.
  • Si a la primera de cambio te llaman “Socio” empieza a sospechar y prepárate a correr…..
  • Huir como de la peste de “jetas” y “parásitos”. Nunca sacarás nada en limpio y siempre te harán quedar mal y perder tu precioso tiempo.
  • Existen verdaderos “caza oportunidades” de otros. Cuidado con ellos. Huye, corre y no mires hacia atras.
  • Colabora con aquellos que han logrado vivir y viven del trabajo que ofrecen como aportación. Posiblemente si no puede vivir de su trabajo querrá vivir de ti.

 

Si lo piensas bien, “Marrones, decepciones, lecciones y conclusiones” no deja de ser un ciclo o proceso de mejora continua y en la gestión de la calidad es vital localizarlos, focalizarlos y extraer mejoras.

 

Me imagino que todos hemos pasado por lo mismo alguna vez en la vida. Estos consejos son lo que le daré a mi hijo en el momento oportuno.

 

 

 

 

Autor

Consultor e-Commerce y estrategias Social Media

Escribe tu Comentario