PRIVACIDAD EN REDES SOCIALES

PRIVACIDAD EN REDES SOCIALES

2

La privacidad del usuario en Internet siempre ha sido un tema controvertido y delicado, que en los tiempos actuales ha adquirido mayor importancia por la aparición de noticias que apuntan a que la agencia de inteligencia americana (NSA) habría obligado a grandes corporaciones de la red como Google, Microsoft o Facebook, entre otras, a facilitar todo tipo de datos de sus usuarios, con el fin de preservar la seguridad nacional.

Ante este escenario, queremos advertir que aunque aquí se trate de forma práctica o conforme a las leyes y condiciones de servicio actuales de cada red social, los temas de legalidad y privacidad, las leyes y las condiciones de uso pueden sufrir variaciones y modificaciones sustanciales que cambien, en parte o en todo, su contenido y su aplicación.

Siempre es necesario contar con un experto en leyes de propiedad intelectual y ciberseguridad, y cualificado a los temas que en cada caso nos concierna, así como estar especialmente atento a los cambios en las condiciones de uso de las principales redes sociales.

No obstante, de cara al gestor de comunidades, lo más interesante en cuanto a privacidad en redes sociales está en conocer las herramientas disponibles para una correcta configuración de la privacidad.

Y la primera regla de oro es que siempre debemos leernos las condiciones generales de uso de una red social, software o sitio web público en el que vayamos a introducir datos personales o de nuestra corporación. Es algo básico, pero que la gran mayoría no hacemos de forma consciente, y pulsamos aceptar prácticamente sin saber a quién y para qué confiamos nuestros datos personales.

Ya introduzcamos los datos personales nosotros en una red social, o gestionemos los datos facilitados por otros usuarios por la participación de los mismos en concursos, o el registro de los mismos en bases de datos, debemos ser celosos ante la seguridad de estos datos y respetar en todo momento las legislaciones vigentes.

En nuestro país son tres principalmente:

  • Ley de Propiedad Intelectual.
  • Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.
  • Ley Orgánica de Protección de Datos. 

Además de estas leyes, existen directivas europeas comunitarias de obligado cumplimiento y debemos tener en cuenta que las leyes siguen siendo rigiendo en territorios concretos, mientras que Internet es global y que, por tanto, es muy difícil delimitar en todo momento los derechos y obligaciones de las partes.

La privacidad es el ámbito de la vida privada al que tenemos derecho a proteger de cualquier intromisión. Para preservar la privacidad debemos tener cuidado a quién confiamos nuestros datos personales, así como fotografías, vídeos, textos o audios en los que aparezcamos como autores o colaboradores.

La gestión de la privacidad de nuestros datos y los contenidos que publicamos en Internet y en las redes sociales debe presuponer desde el primer momento cómo nos puede afectar en el presente o en un futuro que dichos contenidos estén expuestos de forma pública o compartida con ciertas personas.

Es muy importante tener en cuenta el sentido común a la hora de gestionar nuestra identidad digital en Internet, puesto que hoy las marcas y las empresas desean tener la mayor cantidad de datos sobre nosotros para infinidad de acciones comerciales, laborales o de ocio y consumo.

Para entender la complicación de la privacidad debemos atender a cómo es una correcta configuración de la privacidad por parte del usuario y a cómo es un correcto tratamiento de los datos y contenidos de los usuarios por parte de las redes sociales y las marcas o empresas, y es que los intereses del usuario y de las empresas son muy distintos, y a veces incompatibles.

Veamos por tanto los dos puntos de vista, el del usuario y el de las marcas, para entender cómo gestionar correctamente la privacidad propia de un usuario y la gestión de los datos por parte de las redes sociales y las marcas o empresas.

Controlar cómo aparece nuestro perfil en las búsquedas, cómo bloquear a personas, o saber qué datos guarda Facebook sobre nosotros, es importante conocerlos. Facebook pone a nuestra disposición un enlace desde el que podemos descargar toda la información que tienen sobre nosotros.

Extracto de campos de datos que Facebook guarda sobre un perfil.

Fuente: Facebook. 

La información que guarda Facebook sobre nosotros es tanto la que proporcionamos de forma voluntaria y consciente, como los datos personales, como también la que proporcionamos de forma inconsciente al navegar a través de la red social.

En Facebook es conveniente configurar nuestro nivel de privacidad para que los contenidos que compartimos, aparte de los datos personales, solo los vean aquellas personas de nuestra entera confianza.

La red social pone a disposición del usuario el Centro de seguridad para familias, en el que ofrece recomendaciones y tutoriales para establecer los niveles de privacidad adecuados. No obstante, la configuración de usuario y privacidad no permite indicar a Facebook que el usuario no desea que almacene ciertos datos. Estar en Facebook implica aceptar sus condiciones de uso.

Centro de seguridad para familias de Facebook. https://www.facebook.com/safety/

La información que guarda Facebook sobre los usuarios sirve, como bien sabemos, para segmentar acciones de marketing dirigidas a los propietarios de las páginas, a través de sus anuncios y concursos, entre otras, y por tanto, todo lo que hacemos en Facebook queda registrado, ya sea hacer clic sobre un anuncio, la ubicación en la que nos encontramos, las IPs con las que nos conectamos y una infinidad de datos más.

Además, hay que tener en cuenta que todas las aplicaciones o páginas de Facebook también guardan nuestra información de perfil. Facebook es, al fin y al cabo, un campo de recolección de datos para las marcas.

Extracto de la política de protección de datos y privacidad de Twitter. https://twitter.com/privacy

En Twitter y en otras redes sociales y sitios web no ocurre como en Facebook que normalmente usamos nuestro nombre y apellidos. En estas redes usamos pseudónimos, o nicks. Esta es una fórmula no escrita en la red de redes para preservar el anonimato y por ende la privacidad.

En Twitter si lo usamos con nuestro propio nombre o con un pseudónimo que nos identifique personalmente, debemos ser conscientes de lo que publicamos. Twitter, al contrario que Facebook, se trata de una red abierta, donde todo lo que publicamos puede ser visto por cualquier usuario de la red social o cualquier persona ajena a la red social a través de una búsqueda.

Las opciones de privacidad de Twitter son más bien nulas o escasas y pasan por elegir entre usar nuestra cuenta con un perfil público o con un perfil protegido. En cambio, también guardan bastantes datos sobre sus usuarios como los enlaces con los que interactúan, ubicaciones, navegadores utilizados, direcciones IP, etc.

La opción del perfil público es la más utilizada ampliamente (un 64 % según un estudio de PEW Research de 2012), frente a la opción del perfil privado, que requiere de la aprobación del usuario a quien quiera leer sus publicaciones.

Son las políticas de privacidad de dos redes sociales, todas son parecidas de cara al usuario. Al ser servicios que se rigen por la legislación estadounidense, se aplican las leyes de dicho país y territorio, y hoy existe cierta controversia generada en otros países, incluidos todos los europeos, por la defensa de la privacidad de los usuarios que son «clientes» de estas redes sociales. Se está intentando que tanto Facebook como Twitter y Google respeten las leyes europeas de protección de datos y privacidad. Este es un tema muy difícil de tratar pero al que habrá que prestar atención.

De cara al gestor de datos personales, es decir, del lado de quien recoge los datos, en nuestro país debemos respetar la Ley de Protección de Datos, y siempre darle al usuario la posibilidad de acceder, modificar, rectificar y eliminar sus datos, porque, ¿qué ocurre cuando un usuario no quiere que sus datos o sus acciones en la red sigan siendo conocidos por grandes corporaciones y la propia red social?

En España y en Europa se están dando respuestas a estas preguntas, aunque la ley no es garante de su estricto cumplimiento, al menos existe una legislación que ampara en ciertos términos a los usuarios.

En cuanto a la legislación aplicable en política de privacidad y protección de datos, podemos catalogar a los sitios web en tres escenarios:

  • Las webs que realicen actividad mercantil sin recogida de datos personales deben cumplir la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI).
  • Las webs que realicen recogida de datos personales pero no los almacenen se rigen igualmente por la LSSI.
  • Por último, las webs que, además de recoger datos personales los estén almacenando en ficheros o soportes físicos que luego les sirvan para realizar operaciones comerciales o comunicaciones electrónicas o de otra índole con los usuarios, deben ajustarse a la LODP

Por tanto, toda red social o sitio web debe adaptar la recogida y almacenamiento de datos de los usuarios a lo legislado en la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), e inscribir los datos que recoge de los usuarios en la AGPD(Agencia Española de Protección de Datos).

Atendiendo a la LOPD, debemos tener claros los siguientes conceptos:

  • Un dato de carácter personal es cualquier elemento que permita la identidad e una persona de forma directa o indirecta, ya sea un nombre, un apellido, una dirección física, una fotografía, etc.
  • Un fichero es un compendio, organizado o no, de datos de carácter personal.
  • Llamamos tratamiento de datos a los procesos técnicos que a través de un website utilizamos para recoger, modificar, cancelar, conservar o elaborar ficheros de datos de carácter personal.

 

Los datos deben ser catalogados en tres niveles de seguridad según la LOPD:

  • Nivel básico: datos personales, sin ninguna consideración específica. Por ejemplo: nombre, dirección, teléfono, etc.
  • Nivel intermedio:
    • – Datos relativos a infracciones penales o administrativas.
    • – Datos de carácter personal que permitan realizar una evaluación de la personalidad de un individuo.
  •  Nivel alto:
    • – Datos relacionados con la ideología, religión, raza, vida sexual.
    • – Datos recabados con fines policiales pero sin consentimiento previo.

 

Fuente: Daquella manera.

Premios Bitácoras 2014
Este año y por primera vez presento mi blog www.angeldelsoto.es a los premios Bitácoras 2014. Si te gusta mi trabajo entra en http://bitacoras.com/premios14/votar y vota en la Categoría de Mejor Blog de Marketing y Social Media.

Para ello, busca “Mejor Blog de Marketing y Social Media” y en una de las casillas escribe “angeldelsoto.es

Muchas Gracias

AngeldelSoto.es
PRIVACIDAD EN REDES SOCIALES
Título
PRIVACIDAD EN REDES SOCIALES
Descripción
La privacidad del usuario en Internet siempre ha sido un tema controvertido y delicado, que en los tiempos actuales ha adquirido mayor importancia por la aparición de noticias que apuntan a que la agencia de inteligencia americana (NSA) habría obligado a grandes corporaciones de la red como Google, Microsoft o Facebook, entre otras, a facilitar todo tipo de datos de sus usuarios, con el fin de preservar la seguridad nacional.
Autor

Autor

Consultor e-Commerce y estrategias Social Media

2 comentarios

  1. Muy buen artículo, la verdad pienso que la privacidad en redes sociales es algo que la mayoría ignora, pero es realmente importante tenerla en cuenta y sobre todo aprender un poco, ya que con tantas personas con malas intenciones puede ser peligroso que nuestras cuentas no esten bien protegidas. 🙂

Escribe tu Comentario