Resiliencia 2.0 ¿Están las empresas preparadas para la adaptación?

Resiliencia 2.0 ¿Están las empresas preparadas para la adaptación?

0

La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad creando los recursos psicológicos para salir fortalecidos y alcanzar un estado de excelencia profesional y personal.

En Ingeniería, la resiliencia de un material es la capacidad de absorber energía antes de comenzar a deformarse plásticamente para la Traumatología es la capacidad del tejido óseo de crecer en sentido correcto después de una fractura, en la psicología clásica está muy relacionada con la capacidad de recuperación ante crisis emocionales, para la psicología positiva es la capacidad de recuperación y de crecimiento postraumático y según la Neurociencia, la resiliencia es la capacidad para afrontar una situación adversa, superarla y salir fortalecido

La palabra resiliencia, del latín RESILIRE, significa comprimirse o rebotar como un muelle. Resiliencia es la capacidad de los seres vivos sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas. Cuando un sujeto o grupo es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por éstos. Actualmente, la resiliencia se aborda desde la psicología positiva, la cual se centra en las capacidades, valores y atributos positivos de los seres humanos, y no en sus debilidades y patologías, como lo hace la psicología tradicional.

En el mundo empresarias es un factor de vital importancia

Una persona resiliente está preparada para hacer frente a los cambios e incertidumbres futuras y consigue la mejor versión de sí misma. La neurociencia demuestra de forma contundente que la resiliencia es una respuesta cerebral adaptada y su desarrollo indica un ajuste psicológico sano frente a la adversidad.

Las personas y empresas resilientes son aquellas que, siendo vulnerables a los impactos de las crisis y los cambios, son capaces de resistir, superar y utilizar esas experiencias para mantener o enriquecer sus objetivos y llevar a cabo estrategias y proyectos para su logro.

La resiliencia es parte significativa del capital psicológico de una organización. Es la capacidad crítica para actuar con éxito en entornos continuados de incertidumbre y cambio.

La resiliencia organizativa es una capacidad colectiva y articulada que permite estar preparado para aprovechar conflictos, debilidades y amenazas como fuente de oportunidad y desarrollo, aprendiendo del proceso de cambio y saliendo fortalecido de la experiencia. Es transformar una adversidad en una oportunidad.

La resiliencia es determinante en el éxito continuado de las organizaciones, cuyo entorno cambiante requiere de las empresas la capacidad de adaptación constante, aprovechando las oportunidades que surgen para posicionarse como líderes en el mercado.

Características:

• Es una capacidad que puede ser promovida, desarrollada y enriquecida de acuerdo a las necesidades del entorno.

• Potencia el desarrollo de las personas y de las organizaciones sometidas a severos cambios sociales o del entorno laboral.

• Mantiene la eficacia personal y organizativa bajo condiciones difíciles.

• Desarrolla la energía y vitalidad que las tensiones de larga duración exigen a las personas.

• Motiva e incrementa el compromiso de los equipos humanos a lo largo de los procesos de cambio.

• Los líderes resilientes consiguen equipos de alto rendimiento sin sufrimiento de las personas porque generan la confianza en ellas mismas.

• Capacita y potencia a los líderes sociales, organizativos y empresariales para dirigir en condiciones adversas o cambiantes.

Las 10 reglas de éxito de Sam Walton

  1. COMPROMÉTETE con tu negocio.
  2. COMPARTE tus beneficios con todos tus empleados.
  3. MOTIVA a tus empleados estimulando la competencia. Haz que intercambien los trabajos para que se reten unos a otros. No te conviertas en predecible.
  4. COMUNICA todo lo que puedas a tus empleados. Cuanto más sepan, más comprenderán. Cuanto más comprendan, más se esmerarán.
  5. APRECIA todo lo que los empleados hagan por el negocio.
  6. CELEBRA los éxitos y ríete de los fracasos. No te tomes demasiado en serio. Diviértete y muestra entusiasmo siempre.
  7. ESCUCHA a todos en tu empresa e incentiva la comunicación. Los empleados en “la línea del frente”, los que normalmente hablan con el consumidor, son los únicos que saben lo que está pasando ahí fuera.
  8. SUPERA las expectativas de tus consumidores. Dales lo que quieren y un poco más.
  9. CONTROLA tus gastos mejor que tus competidores. Es ahí donde siempre puedes encontrar tu ventaja competitiva.
  10. EXPERIMENTA dejando a un lado la sensatez convencional porque, si el resto de la competencia funciona de una determinaba manera, la situación se torna en oportunidad para que encuentres un nicho a base de ir exactamente en la dirección contraria. Pero prepárate porque habrá mucha gente que te estará diciendo que has tomado el camino equivocado.

 

 

Fuente: http://resiliencia-ier.es/

Autor

Consultor e-Commerce y estrategias Social Media

Escribe tu Comentario